Dan igual…

Dan igual
los pasos, la ciudad o la lengua
del viajero que cruza y se detiene
frente a un instante de manos
crecidas y maneras de tocar
donde no sabría
ni alcanzar ni alcanzarme y tú llegas
descalza de tiempo, desordenando
a tu manera el sentido.
Dan igual
las horas
cuando pienso el silencio,
miro en voz baja,
me bebo la alegría del aire
de un parpadeo que no es mío,
pero es verdad

(y me sonríe).


Para Pilar, especialmente. Diciembre de 2019.

Ir a descargar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .