A una esquina de mañana

No sé muy bien cómo -y tal vez eso sea lo mejor- pero he armado un segundo libro de poemas. Una idea a la que pensé dar forma de una manera y que ha terminado de otra distinta, pero con la sensación de haber hecho justo lo que quería hacer. Nuevamente una autoedición tras haber llamado a la puerta de algunas editoriales -seguramente equivocadas y a deshoras- y no encontrar a nadie. Deduzco, no obstante, que sí que había alguien pero no quiso abrir por no encontrar mis prospectos de interés editorial. Nada que decir. No todo puede ni debe(ría) ser publicado a los usos que promueve este sector de la industria cultural, si es que eso existe.

Supongo que cada autor tiene su propia manera de decidir cuándo encierra un grupo de poemas en unas páginas. Supongo también que hay autores que son capaces de conceptualizar previamente lo que van a publicar. No es mi caso. Voy escribiendo, simplemente eso. Pero hay un momento en el que siento que termina, más que una historia o un tema (los temas vienen siendo, en esencia, los mismos desde el principio de los tiempos) una forma de contar, un impulso, un movimiento interior. Ese es mi momento. Puede tener cierto margen, pero no dilatarse mucho. El decir tiene su tiempo y su forma, su contexto. Y éste era el de A una esquina de mañana, un conjunto de poemas escritos durante los últimos dos años, puede que menos, y que han ido sucediendo en un tiempo de muchos cambios personales, lo que siempre lleva, irremediablemente, a ver el mundo con lentes nuevas.

A una esquina de mañana son poemas escritos desde un ángulo con tiempo y espacio propios, con la única continuidad del detenimiento al reflexionar sobre el movimiento interior que los impulsa. Es un viaje con voluntad poética que ignora las distancias y confunde los tiempos, pero tiene claro lo más valioso de cualquier trayecto: las personas y el camino, el lenguaje como vehículo de lo extraordinario que hay en eso. A una esquina de mañana también es una selección personal de fotografías de Pilar Pareja que generosamente me ha cedido para este libro, nuevamente. En esta ocasión, además, portada, contraportada y portadillas y contraportadillas interiores corresponden a ‘esquinas de mañana’ expresamente buscadas para este proyecto y no puedo estar más contento y agradecido, porque el libro también es celebración de lo que es, para mí, una preciosa amistad sin precio. Sus fotografías han sido poemas, ideas, concepto posteriormente madurado, inspiración siempre.

A una esquina de mañana puede ser cualquier esquina, pero no una esquina cualquiera. Os podéis hacer con ella fácilmente a través de Amazon o contactando conmigo. Espero que os guste.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: