Berlín

Lo intento casi siempre. No como un reto ni una autoimposición ni nada parecido. Simplemente porque me gusta recoger, escribiéndolas -la forma en que creo que mejor me desenvuelvo-, las impresiones que me transmiten los lugares que visito, especialmente de vacaciones, cuando la prisa suele apretar menos. Hay lugares mudos. O soy yo el sordo a su lenguaje. Otros susurran y algunos están pidiéndo diálogo. Me pasó en Berlín. Pura interpelación a la conjugación múltiple de ‘poder ser’ en pasado, presente, condicional y futuro. Y no pienso describir ninguna ruta de una ciudad más que turística, más que conocida. Sencillamente no acabé de comprender cómo una ciudad tan poco agraciada estéticamente, tan falta de alma en muchos de sus barrios, tan impostada en tantas de sus reconstrucciones puede acabar atrapando y sobrecogiendo como lo hizo conmigo. No tengo ninguna respuesta. Sólo, como casi siempre, un intento de poema.

Berlín02

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: