Día de Año Nuevo

Primer día del año del fin del mundo. A la orilla de una carretera secundaria, a la salida de un túnel, sentada en una silla de plástico rosado, una prostituta embutida en unos vaqueros ajustados aguarda negocio en el pasar endiablado de los vehículos en una versión fugaz y suicida del amor de pago. Me adentro en el túnel con un ojo puesto en el retrovisor que detecta el guiño intermitente de un vehículo que se detiene. Cien metros adelante un pequeño rebaño de ovejas pasta ajeno al intercambio “sexomonetario”  y a mi pasar enlatado en un ejemplo de vida sencilla y placentera. Pienso en la escena como una metáfora de mis esperanzas de Año Nuevo. Una vida prostituida por el materialismo que se esfuma a las espaldas del mundo. Una vida simplificada y humilde por venir. Ojalá mediaran sólo cien metros y un túnel entre ambas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .