Visitante número mil

Visitante número mil. Nunca pensé que llegaría. O por lo menos que no llegaría en poco más de un año. Pero lo cierto es que esta pequeña retahíla de textos ha superado las mil visitas. Hace unos días escribía con cierta nostalgia sobre tiempos en los que predominaba una tecnología más "romántica" que la digital... Leer más →

Anuncios

Silencio

Allí encuentro las palabras cuando me faltan, cuando el pensamiento entra en barbecho emocional, en un secarral de ideas. El espacio donde labrar, donde abonar a la espera del fruto, no en actitud contemplativa sino en labor que más se pareciera a la del artesano rodeado de mimbres y alambres, componiendo cestillos de usos impredecibles.... Leer más →

Nostalgia

Será por el comienzo de un nuevo año, esa manía que tenemos por delimitar el tiempo, por contar acotadamente o por la necesidad de cerrar etapas y olvidar, aunque nunca se olvide del todo. Será por la desubicación temporal de los sentidos, que cambian sus rutinas en los días invernales en que nos empeñamos en... Leer más →

Día de Año Nuevo

Primer día del año del fin del mundo. A la orilla de una carretera secundaria, a la salida de un túnel, sentada en una silla de plástico rosado, una prostituta embutida en unos vaqueros ajustados aguarda negocio en el pasar endiablado de los vehículos en una versión fugaz y suicida del amor de pago. Me... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑