Los enamoramientos

De todos los usos que pueden darse al lenguaje es, sin duda para mí, el narrativo literario el más complejo y, sin embargo, el que más cautiva. Y a pesar de esta complejidad hay autores que hilvanan esta estructura narrativa con un dominio absoluto, subyugante, con frases que atrapan y no dejan indiferente. Es el caso de Javier Marías. Acabo de terminar su última novela, «Los enamoramientos», con la sensación de haber acabado uno de esos libros que se estudiarán en las facultades o en las clases de literatura contemporánea de cualquiera de los planes de estudio que se inventen los políticos presentes o venideros en los próximos años.La acción, «un asesinato, no más» como cita la protagonista recordando un pasaje de la novela de Dumas, «Los tres mosqueteros» sin dejar de ser sorprendente es una mera excusa para dar paso a la reflexión profunda sobre los azares universales que nos ponen en este mundo y nos quitan de en medio pasando al dominio de los muertos del que, por nuestro bien y más por el de los vivos, no se puede ni debe volver. Lo que se dice, lo que se calla, lo escuchado y que no debería haberlo sido son el motor del relato y de la vida misma que se desenvuelve con un lenguaje contundente, profundo, que desnuda la anatomía de los sentimientos. Una historia, no más, que morirá al ser terminada y cerrado el libro como dice Marías, o quizás no tanto… Pero qué historia… Un regalo para los sentidos y el pensamiento.
 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.