Tres tristes trenes

Algo nuevo que decir parece tan buena excusa como innecesaria para retomar el hilo de este blog después de una moderada cantidad de tiempo y otra ingente de destiempos. La intensidad de lo sucedido en los últimos dos años daría para larga perorata, pero para eso ya están los opinólogos, los expertos, los políticos e... Leer más →

No hay urgencia…

No hay urgencia, el bosqueva creciendo en maravillosasgeometrías concéntricasa su albedríoy podemos saber la edadde nuestra deriva por los cercoslunares, como los árboles.Sabernos lo fértil y lo secopor la amplitud de la manchaque envuelveel hueco primero.No hay urgencia, el devenirva contándonos una historiaen la que parecemosexistir conformesa un domicilio particular,a una memoria, a estas palabrasdesnudas... Leer más →

Hay un túnel…

Hay un túnel y también hay un amor en cada estación de esta línea circular. No necesariamente se atraviesan, pero pienso en tus pupilas y abro al azar un buen libro de poemas malos y podría ser mi cuerpo cado de bóvedas pintadas con la lengua de las manos, me gusta jugar con las palabras,... Leer más →

Antes del desorden…

Antes del desorden, de que pasara el camión de las bebidas y viniera la sed. En una bocacalle sin labios, el tráfico de pensamientos haciendo semillero de la lentitud colapsando por las manos que hubiesen querido moverse de otro modo. Después (lo sé por las raíces), lo que pervive (las raíces me lo cuentan), civilizadamente... Leer más →

El ojo del huracán…

El ojodel huracán dormido, el puntode no retorno, el centrode ingravidez.Un lunar proponiendo geografíascon trazos en buclea las puntas romas de grafito,mis manoscon voluntad de trenza y bosquejo.Cálculo derivasy diámetros imposiblessobre inmensos planos de soledad,desubicaciones.El parpadeodel detector de humo vigilantedeja ahorauna marca roja de francotiradorque me apunta justoal centro de tu nombre. Ir a descargar

Dan igual…

Dan iguallos pasos, la ciudad o la lenguadel viajero que cruza y se detienefrente a un instante de manoscrecidas y maneras de tocardonde no sabríani alcanzar ni alcanzarme y tú llegasdescalza de tiempo, desordenandoa tu manera el sentido.Dan iguallas horascuando pienso el silencio,miro en voz baja,me bebo la alegría del airede un parpadeo que no... Leer más →

A mí, los pies descalzos…

A mí,los pies descalzos, la madera,perder todas las apuestas hoyy decir un nombre como exhalandoun incendio contra el sol,contra la lluvia,contra el cielo inciertoque mediaentre el silencio y tú.A mí,el cansancio y la palabradesnuda, leve, círculoque se desmoronay asciendela materia del poemacon la ingravidezde un gesto maduradopor el deseoy la desesperación.A mí,llegar a tiy sus... Leer más →

Pero a veces tampoco es suficiente…

Pero a veces tampoco es suficientedar lustre a la nochepara ver en los reversos de la luz,hablar de los fragmentosdesde una hendija,tragar el hilvánde lo que va descosiéndonos.A veces tampocohay más cera de la que ardeen los labios de la memoriay qué besosa una colección de muecasfurtivas y bastaentonces soloquerer saber lo que sabenjuntar las... Leer más →

Es un paisaje distinto…

Es un paisaje distinto, no sabríadecirte en qué porque todo pareceocupar el lugarque ya tenía en mi memoria oporque todo terminapor parecerse demasiado,pero séque hay algo nuevo, algoque me huyeen ese bosquellenode gatosdesde el que miras los pájarosde mi cabeza cantarcomo siemprepara nada. Publicado en Instagram el 9 de mayo de 2019. Ir a descargar

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑